lunes, 3 de febrero de 2014

LA CONVENCIÓN NACIONAL DEL PP EN VALLADOLID ACABA CON UNA BRUTAL CARGA POLICIAL

últimoCero, 02/02/2014



La Convención Nacional del PP en Valladolid acaba con una brutal carga policial

La intervención policial ha tenido lugar ante un lujoso restaurante donde comían dirigentes peperos

Cientos de policías, tres días seguidos reprimiéndose, con el sube y baja de las grilleras, tenían que acabar montándola. Y bien que la han montado a las puertas del restaurante de lujo 'La Parrilla de San Lorenzo', en cuyo interior dirigentes del PP celebraban con un almuerzo la clausura de su Convención Nacional.

Una vez concluida una multitudinaria manifestación en contra de la política del Gobierno de Rajoy, que ha recorrido las calles del centro de la ciudad para  rematar en la Plaza Mayor, un grupo de indignados de manera espontánea se ha dirigido a las calles adyacentes al Ayuntamiento, donde se concentran numerosos restaurantes, a los gritos de "Fuera corruptos de Valladolid";"Partido Popular, partido criminal" y "Fuera fascistas de Valladolid".




Cuando todavía estaba entrando gente en la Plaza Mayor, una mujer, con la credencial al cuello y por encima del abrigo, ha pasado provocando a los manifestantes, a los que ha hecho de forma reiterada 'una peineta', lo que ha calentado el ambiente, y posiblemente haya dado lugar al recorrido por las calle de la zona de Correos.

Tras una primera ronda sin problemas, cuando los indignados se han encaminado desde la plaza del Coca por la calle dedicada al dulzainero Ángel Velasco han irrumpido varias grilleras de la UIP con base en Valladolid, de las que se han bajado precipitadamente sus agentes que han desplegado un cordón ante la fachada del restaurante 'La Parrilla de San Lorenzo', situado en la calle Pedro Niño. Cordón que inmediatamente han hecho extensible a toda la zona al tiempo que intentaba proceder a la detención selectiva de algunos de los manifestantes que, en todo momento, mantenían una actitud pacífica. 

Ante el primer intento fallido de llevarse a algunas personas hacia las grilleras, con algún policía rodando por el suelo y perdiendo la porra, se ha desatado una violencia extrema policial que han descargado su agresividad contra todo ciudadano que han pillado al alcance de su porra.

Las sucesivas cargas han arrojado un balance de varios heridos, algunos recogidos minutos después por ambulancias del 112 para su traslado al hospital. Varios de los detenidos, tras ser identificados -caso del fotógrafo de últimoCero, acusado a voces de estar haciendo su trabajo dentro de un cordón policial que ellos mismo habían creado- han sido puestos en libertad a la vera de la iglesia de San Lorenzo. Sin embargo, otros han sido conducidos a la comisaría del barrio de Delicias, donde se ha convocado una concentración a partir de las 16 horas, donde, al menos, se encuentran todavía tres personas.




La brutal intervención de la UIP de Valladolid, cuyos agentes conocían personalmente a algunos de los manifestantes por su interés en señalarlos, ha ido acompañada de insultos de "Parásitos sociales", reiteradamente repetidos por un número con bigote y perilla a lo Búfalo Bill que ha golpeado, como otros muchos de sus compañeros, a minusválidos, invidentes y personas de avanzada edad, que han quedado tendidos en la acera, ante la indignación ciudadana.

Entre los heridos y detenidos se encuentran conocidos activistas de StopDesahucios 15M Valladolid, Izca y Yesca. Seis heridos, tres en cada uno de los dos hospitales, reciben asistencia de las lesiones producidas por la policía, aunque han sido más las personas contusionadas.

Puestos en contacto con el restaurante a cuya puerta ha tenido lugar esta brutal carga policial, ninguno de sus responsables ha querido atender las demandas de información solicitadas.

Multitudinaria manifestación

Poco después de las 12 del mediodía arrancaba en la plaza Colón una manifestación convocada por Parados en Movimiento, a las que se había sumado cerca de una treintena de partidos, sindicatos, colectivos, asociaciones... entre los que no se encontraban CCOO y UGT. En total, cerca de cinco mil personas.

La manifestación, de marcado carácter combativo, ponía fin a una serie de movilizaciones, todas ellas para protestar contra el PP y su Convención Nacional.  El cierre ha contado con la presencia de parados de otras provincias de Castilla y León, desplazados a Valladolid para aprovechar la organización de la próxima Marcha de la Dignidad que partirá del norte en dirección a Madrid.

Entre los numerosos colectivos representados se encontraban vecinos del barrio burgalés de Gamonal, que han recibido la solidaridad y simpatía de los manifestantes, con gritos como: "Con Gamonal se acabó la paz social"; "Detenidos, absolución"; "España entera es Gamonalera"; "Méndel Pozo al calabozo"... aunque no solo se ha enviado a prisión al  empresario de Burgos; igual suerte han corrido todos los corruptos y  en concreto "Rajoy y Cospedal, a Soto del Real", porque como también se ha gritado de forma insistente: "La corrupción se paga con prisión".

En la marcha se han exhibido  banderas de diferentes partidos y republicanas, así como pancartas de todo tipo, entre ellas una de la Plataforma Ciudadana en Defensa de las Libertades en Valladolid: "Paremos la criminalización de la protestas social por el nuevo Código Penal". Pero también las había en contra de la Reforma Local (Este pueblo no se vende) y gritos de "Sin ayuntamiento, un aburrimiento"; o de los preferentistas de ADICAE, o de los Payasos en Lucha.

La manifestación, convocada bajo el lema: "Por un empleo digno. Contra los recortes. Por la renta básica", ha concluido con la lectura de un manifiesto, que ha introducido Luis de Miguel, de Parados en Movimiento, con la frase: "Lo que el PP ha unido no puede separarlo nadie".

No hay comentarios:

Publicar un comentario